lunes, agosto 11, 2014

Lo que la gente quiere saber de García

Si Alan García imagina que del Diario Uno, con su foto, se venden sólo 2 mil ejemplares (tiene la audacia de inventarse una cifra), ¿de quién está hablando?, ¿de él o de nosotros?

Pero aclaremos las cosas: los mejores promedios de venta de este diario se logran con el tema del ego colosal. De eso, que no quepa duda.

El punto es sin embargo saber ¿cuál es el tema de García? Porque en estos meses han existido diarios y semanarios dedicados al aspirante a la tercera presidencia, que se han ido de bruces y han tenido que salir del mercado.

Ahora mismo hay un apócrifo de este diario que responde a los intereses del Doctor Bamba, y como ellos mismos lo reconocen nadie lo quiere comprar. La explicación es simple: a la gente le interesa desentrañar el juego político tramposo y las mentiras de un personaje notorio. Por eso tantos hablan de sus falsos títulos, a pesar de que hemos estado casi solitarios en esta batalla.

García es un personaje negativo que ha contaminado toda la política peruana con sus mañas y su falta de vergüenza. En vez de hablar de la crisis de los partidos, habría que referirse a la “garciízación” de los mismos. Porque el estilo está en todas partes, aunque nunca tan logrado como el original.

Y en el Perú, en el 2006, cuando se votó por el tipo con las narices tapadas, ya se estableció el principio de que repudiable o no, AGP es una especie de reserva del sistema, a la que acudir cuando se cree que se va a caer el mundo.

Un año antes de esas elecciones, más del 70% de los peruanos, según las encuestas, decían que jamás volverían a votar por García, y en junio del 2006 logró el 52%. Actualmente el rechazo está encima del 80% a pesar de las mejores cifras económicas de su segundo gobierno. Pero el grandulón se mueve confiado en que al final “siempre lo eligen”, como si fuera un sino trágico del pueblo peruano.

Como medio de comunicación el Diario Uno tiene el derecho de expurgar la vida pública de un hombre que amenaza con convertirse en la persona que más veces y años ocupó la presidencia, y poner al descubierto hechos relevantes como su falsa historia de académico.

Como periodista vengo siguiendo al personaje durante casi treinta años y tengo una opinión formada sobre lo que representa. Pero nosotros nos movemos en  relación al público que nos lee que es el que confirma diariamente si los temas que tocamos son de interés general.

La fórmula inventada por García y lanzada por Aldo Mariátegui en el sentido de que nuestras carátulas responderían a una campaña montesinista (dicho por grandes amigos de los Fujimori), es un ardid de los muchos que usa el grandulón para desviar los temas de fondo. 

11.08.14

11 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué pasa, Anónimo Ambrosio? ¿Le cortaron la luz a la "centralita"?

Anónimo dijo...

El Doctorcito Bamba ya entró en trompo, está como esos chanchos entrando al camal, grita porque sabe que ya lo tienen listo para la carniceria, en una "conferencia" arreglada tildó a Humala de "damo" en su clásico tono burlon,claramente desde hace mucho está buscando la confrontación para encubrir sus patrañas, estar en el dime que te dire político y finalmente esperando que a Humala se le escape una amenaza para victimizarse y correr nuevamente, todo eso esta cantado; exelente trabajo el de tu diario, ni que decir con la posición respecto a temas de interes nacional, ten por seguro que has agravado las ulceras del doctor bamba e incrementado el trabajo a Felipe Cortijo Medina alias "Tina" o "ambrosio"....jaja, Saludos y que mucha salud te ilumine mi amigo Raúl.

Anónimo dijo...

Nada de “anónimo”, soy Ambrosio

El periodismo es un negocio como cualquier otro.
Los comerciantes para vender sus productos nos ofrecen ilusiones, nos venden una necesidad que a veces no sabíamos que teníamos. Coca-Cola es “la pausa que refresca”; Inca Cola es la “del sabor nacional; Diario UNO vende el marxismo leninismo pero maquillado. Según los propagandistas de Diario UNO, el Perú será muchísimo mejor que Dinamarca luego de “la gran transformación” conducida por los amigos de don Raúl. Con ellos en el poder no habrá “corrupción”, ni “mudos”, ni “panzones” impresentables, ni “doctores bambas”, todos los ministros del régimen serán angelicales, y tendrán un MBA en la Universidad de La Habana en “solidaridad”…

Los que compran Coca Cola o Inca Cola lo hacen porque tienen sed, y son adictos a la azúcar y la cafeína de las bebidas. Los que compran y leen Diario UNO tienen ganas de que les digan lo mal que están las cosas en el Perú, que el país es una mierda, son adictos a las particularidades de la promoción de la lucha de clases.

Hay revistas del que venden más si en la portada aparece alguien específicamente. Concluyen que venden más ejemplares si Jennifer López es portada. Igual ocurre con el panzón del “ego colosal” de portada en Diario UNO: Alan es la mejor manera de lograr que se vendan más ejemplares. El sustento de los trabajadores de Diario UNO se lo deben a Alan.

Por supuesto que don Raúl tiene razón cuando dice que “el Diario Uno tiene el derecho de expurgar la vida pública de un hombre que amenaza con convertirse en la persona que más veces y años ocupó la presidencia”.
También Aldo Mariátegui la tiene al señalar que Diario UNO es “montesinista”, un medio con un solo propósito: demoler a los políticos de la democracia liberal chola, y persuadir a sus lectores de las bondades de la utopía definida ambiguamente como “gran transformación”.
Obviamente tienen su público, no muy grande, pero lo tienen.

Anónimo dijo...

No me digan que no hay manera de parar a este imbécil de Ambrosio. Por favor hagan algo, borren lo quiten lo de este lugar

Álvaro dijo...

Ambrosio, ¿no tienes nada mejor que hacer en tu casa que venir aquí a escribir sinsentidos? Si tanto te molesta lo que escribe Raúl, busca un blog en que alaben el mundo perfecto que según tú ha creado el capitalismo y que tanto pareces disfrutar, a pesar de que el mundo real no refleje esa idea.

¿Acaso tú ves gente comentando obsesivamente la página de El Comercio acusándolos de burgueses, vendepatria, etc.? ¿Es que tienes alguna especie de fetiche hacia Raúl, que no puedes simplemente olvidarte de él y seguir con tu vida?

Por favor, deja de joder a la gente que viene aquí a alimentarse de un punto de vista diferente y a discutir en un espacio abierto y sin prejuicios como los tuyos.

Anónimo dijo...

Saludos desde Bruselas

Buena columna, Raúl. Por supuesto que los que te leen les importa lo que escribes y tus prioridades; y esos nunca votarán por García. Es fácil decir que ningún lector de diario 1 votará por él, y que es a los otros, ese 20% (que no están en el rechazo está encima del 80%) que de pronto sí pero no leen Diario 1.

Ambrosio dice que tu campaña en contra es legítima pero también una fría campaña comercial. Lo hace para irritar, por supuesto. Mira a Álvaro; este no refuta a Ambrosio sino lo entierra, y otro que lo quiere desaparecer.

Total fue un buen debate. Si lees (como lo hice) de principio a fin concluyes eso.

fernando luna dijo...

Wiener le voy a dar mi lectura de los acontecimientos :
El principal partido político del Perú de las últimas décadas del siglo pasado y de las primeras del actual sigue siendo el anti-fujimorismo, el resultado natural de una transición inconclusa hacia la democracia. García solo necesita evitar el temporal de la llamada Megacomisión y empezar a correr hacia el 2016 con la absoluta tranquilidad de que el mismo anti-fujimorismo que le permitió ganar a Alejandro Toledo y Ollanta Humala “desarrolle su trabajo”.

Como las encuestas son fotos de formas inertes y la política es la dialéctica de las estrategias en movimiento, vale preguntarse, ¿por qué Alan tendría menos resistencias que Keiko Fujimori? Por la sencilla razón de que García no despierta temor acerca de sus credenciales democráticas. Esto refiriéndonos a la Percepción de la Gente, que es diferente a lo que uno pueda pensar.

En una eventual segunda vuelta entre Alan y Keiko se despertarían los mismos pánicos e histerias que se levantaron para posibilitar el triunfo de Humala en el 2011. No sería nada extraño que los militantes más febriles de la izquierda y del vargallosismo terminen pegando pancartas con el rostro del líder aprista. Así son las cosas en el país de los antis. (De manera que entiendo esta campaña Anti Alan de algunos diarios por el Momento...)

Si no parece verosímil lo arriba planteado, recordemos. No obstante que la historia y los recientes hechos políticos estaban alineados totalmente en contra, Alan triunfo el 2006 gracias a que sus credenciales democráticas tenían mayor valor frente a un candidato que pretendía ganar con la directa intervención de Hugo Chávez.

El movimiento de las piezas que Alan ha dispuesto sobre el tablero político, pues, no tiene nada de descabellado. Guerra total dentro y fuera del Congreso, dentro y fuera de los tribunales, dentro de las instituciones y fuera de ellas (en las calles) y, posiblemente, dentro y fuera del país, para evitar su inhabilitación. Sabe que sacar del juego democrático a un candidato en carrera, inevitablemente, Afecta a una democracia.

No creo que La Campaña Sistemática de Diario Uno pueda afectar o impedir finalmente que García sea protagonista el 2016, Con lo de "Primer damo " se posiciona como Opositor radical, y Uds. con sus portadas diarias como los ayayeros de Gobierno, (simplemente porque no tienen candidato de Izquierda).

Anónimo dijo...

Apreciado Raúl , permíteme incorporar parte de un pequeño artículo de Herbert Mujica:



"Alan: ¿falso abogado, falso magíster y falso doctor?

Con vertiginosa dinámica se va derrumbando lo que se construyó en ciénaga de inmoralidad cancelando a un partido político que en 1979 había ganado en casi todo el Perú y que gracias a su habilidad de Midas al revés, en 1980 apenas si conservó los bastiones de Cajamarca, La Libertad y Lambayeque. El próximo 5 de octubre, el alanismo, ese cáncer putrefacto, terminará de confirmar las ominosas derrotas totales del Apra en todo el país. La miseria de su protagonista depredador es impresionante.

Poco a poco se va conociendo que sus títulos pomposos y obesos adolecían de una falla radical contra la fe pública: ¡eran honores fraguados y aderezados con la complicidad delincuencial de no pocos obsecuentes! ¡Ni doctor y, tal como van las cosas, ni siquiera magíster! Voces hay que hasta impugnan su grado abogadil.

¿Actuó sólo Alan García y su aplanadora contra todo aquél que opusiese razón o reflexión a su enfermiza megalomanía? ¡De ninguna manera! La desmovilización reaccionaria de masas militantes acostumbradas al cántico combativo y al respeto a sus líderes cuyo mejor diploma ciudadano era el ser honestos, promovió cantinelas de la peor estofa: "¿cómo es la mía?" y "la plata viene sola". Sin trabajo conocido, ni herencia asentada en libros contables limpios, este señor está asociado al manejo de enormes masas dinerarias de las que nadie sabe su origen. Y, ciertamente, la prensa o los miedos de comunicación ¡ni siquiera cuestionan! las muy controvertidas y opíparas fuentes.

La palabra moral espetada a aquél, asemeja al término "cultura" que escandalizaba al nazi Goebbels quien afirmaba que desenfundaba el revólver con su sola mención. Carente de cualquier sentido moral Alan ha atropellado a tirios y troyanos, destrozado familias, encubierto intrigas, fabricado entuertos de fétido olor nauseabundo. Sus capituleros ya no atinan a encontrar defensa y se guarecen en lugares comunes y reiterativos.

Afirma con enérgica puntualidad el prestigioso penalista, Guillermo Olivera Díaz: "¡Cárcel para Chang y García como coautores de grave delito de falsificación de documento público! Lo que sospechábamos: ¡Alan no es real magíster sino bamba!

Ni siquiera cumplía los requisitos para inscribirse como alumno de la maestría que la universidad de Chang dice que imparte.

Nunca asistió a clases, ningún otro alumno estudió con él, no conoció materialmente ni el aula, tampoco presentó tesis, ni la expuso en acto público ante jurado calificador.

¡Todo fue farsa montada por el rector Chang y su pupilo García!

Como fuere: ambos son responsables de delito contra la fe pública.

¡El grado de magíster de Alan García también es FALSO!

¡CHANG ES COAUTOR de esta FALSA MAESTRÍA DE GARCÍA!"

Palidecen los pseudo-argumentos de un "antiaprismo" que nada tiene que ver con García Pérez quien ha negado, de hecho y de derecho, cualquier honestidad, clave y herramienta fundamental en la ideología del partido que fuera creado por Haya de la Torre. Empequeñecidos hasta la náusea seguirán gritando "al ladrón, al ladrón", en la falsa expectativa de distraer a la opinión nacional que condena, cada día más, al hampón.

Forma parte el sujeto de quien hablamos de esa generación fracasada que no ha sabido darle al Perú altura de horizonte ni plan nacional ni orgullo cívico. Es ínclito tuerto en tierra de ciegos a quien se reputó como alguien brillante. En océanos de mediocres, uno algo más conciente de estas taras, podía haber parecido "inteligente".

El nadir aguarda su confirmación documentaria. Es hora de la justicia y que el delincuente con sus taifas se alojen en la cárcel. Tarea de honor de las nuevas promociones peruanas al margen de partidos, tiendas o capillas. El asunto transita por la exterminación velis nolis de estos capituleros inmorales y estafadores. Así de simple."




Seguimos comentando, un fuerte abrazo,

Anónimo dijo...

Estimado Raúl, hay dos dichos para el ciudadano de a pie:

"NO HAY MAL QUE DURE MIL AÑOS Y CUERPO QUE LO RESISTA"....

Y TAMBIEN LA LETRAS DE UNA CANCION QUE DICE "TODO TIENE SU FINAL...NADA DURA PARA SIEMPRE¡¡¡,

Ya va llegando el momento, así se perecibe en las calles del pueblo.

Saludos,

Anónimo dijo...

Si realmente Felipe Cortijo Medina es el probre ambrosio, que pena por sus vecinos del distrito de SJM, hasta pretendió ser concejal, por favor.

Anónimo dijo...

Dios mio cuatnto odio. Un idio acumulado de treinta años como lo dice el mismo comunista que escribe esto y que fueron derrotados por el apra desde la epoca de victor raul. Mortal no hagas tu odio inmortal