sábado, octubre 25, 2014

Una conspiración chichi

Chichi, chillaba de lo lindo. Le habían entregado la noticia que había buscado casi diez años. En una casa de Surco había desde hace meses, un resguardo inusual de patrulleros, motos y carros de serenazgo, sobre un condominio familiar en el que tenía su vivienda Oscar López Meneses, un personaje cuyas apariciones públicas desde el año 2000, cuando dejó el Congreso donde era asesor de la bancada fujimorista, han estado marcadas siempre por el escándalo y al que se le ha hecho fama de operador, brazo derecho y casi alter ego de Montesinos.

Por supuesto que Chichi es una de las que más ha alimentado la leyenda y ahora estaba ante la posibilidad de probar que montesinista era Humala y no Fujimori, no se puso a pensar en lo que buscaban los que le dieron la información. El silogismo era fácil: si OLM, tenía una protección policial semejante al presidente, era porque era un hombre prominente del régimen, aunque no se quisiese hacer público; y si se usaban tantos policías y vehículos, debía ser porque en la casa de Surco, pasaba algo que se quería ocultar al país, por ejemplo un centro de chuponeo. Había algo de incoherente en que lo secreto sea tratado con tanta aparatosidad. Pero la coherencia no está entre los fuertes de Chichi que nunca se planteó siquiera el problema.

En fin, a un año del escándalo, no se sabe como se llegó a la decisión de mandar decenas de policías que faltan en tantos lugares a la casa de OLM, lo que para Chichi y Díaz Dios, prueba que fue Humala, por eso los generales se tiran la pelota entre ellos (otra vez la coherencia). Además dentro del inmueble no había ningún elemento del recontraespionaje como podía haberse pensado. Lo que para Chichi y DD, implica que en algún descuido se sacaron los equipos y eso prueba que fue el gobierno. En doce meses, sin embargo, hemos sabido muchas cosas del famoso “operador”: que se mete por todos lados, que le encanta hacer selfies del brazo de generales de la policía y del ejército, que ofrece sus relaciones, que se infiltra en ceremonias oficiales y se hace fotografiar lo más cerca de los ministros y los jefes, etc.

Un tipo así, ¿estaba en condiciones de conseguir que los generales Salazar, Praeli u otro de sus amigos, le pongan un gran resguardo a pedido, de manera de que en algún momento estallará el escándalo? No es imposible. Y si fuera así, el gran bonetón, sobre que supuestamente esa era la casa del presidente del Comando Conjunto, que da origen al fuego cruzado de acusaciones entre militares y policías del más alto rango, ¿no podría ser también un efecto buscado para que nunca se sepa lo que realmente pasó? Creo que ya llegó el tiempo de dejarse tonteras y empezar a buscar la explicación de esta conspiración donde corresponde. Que no es en la notas de Chichi Valenzuela.   

25.10.14

viernes, octubre 24, 2014

Un país llamado…

El país llamado Perol tenía su capital en la hermosa ciudad de San Isidro, donde los elevados edificios de los bancos, financieras, aseguradoras, hoteles, cubrían el horizonte, y centros comerciales llenos de colores estaban colmados de gente, y más allá se abría un zona verde y apacible, donde residía la gente y podía salir a trotar y bailar entre árboles y flores.

Este año, sin embargo, la ciudad de San Isidro, donde las elecciones siempre las ganaba el mismo partido formado por los abogados de las empresas, había tenido un resultado peleadísimo y la hija de uno de los principales dirigentes del partido de los abogados, postuló por el partido de la naranja, que era uno especializado en exprimir al país y casi gana.

Pero no, la vieja tradición abogadil se impuso por 800 votos, Y alguien advirtió que habían votado empleados municipales que estaban inscritos pero no eran del tipo sanisidrino. Era como que las empleadas domésticas se bañen en Asia junto a sus patrones. Y pidieron revisión urgente, pero perdieron. Este fue el primer amargón de AMB, uno de los habitantes más ilustres de la ciudad y que estaba peleado con el partido de los abogados por haber apoyado a una alcaldesa que él quería revocar.

También gritó: esto ya parece una ciudad de electarados. Pero no consiguió nada. Pero ahí viene la segunda amargura de ese día. El país llamado Perol, tenía una zona rural, a 800 Km de San Isidro, de la que desde hace unos veinte años se extrae oro para venderlo al exterior, y donde hay además varios proyectos por comenzar que harán de la antiguamente llamada Caxamarca, un gran hueco negro. AMB dice que las lagunitas que desaparecen, los ríos envenenados, el aire enrarecido, el mercurio desparramado, etc., son por el bien de los caxamarqueses.

¿De que otra forma van a conseguir dinero, estos pobretones minifundistas, que andan a caballo y con sombrero, y látigo en la cintura? Además cómo existiría una ciudad como San Isidro, de bancos y comercios, sino hubiera dinero viniendo de alguna parte, por ejemplo de las minas, y cómo haría el Estado para no cobrar impuestos a los ricos de la ciudad, si no tuviera impuestos de las grandes minas.

Por eso AMB llegó a la elección mandando misiles desde San Isidro contra los electarados de Caxamarca que son como los de su ciudad, o sea votan por dar la contra. Pidió, rogó, que los candidatos de las mineras se unieran para salvar el oro, pero nadie le hizo caso. Y ganó el voto de protesta contra la minería. El voto de los que no quieren que se les imponga desde San Isidro, como debe ser la vida caxamarquina. Y AMB empezó a tirarse los pelos: regálenles plata, que se van a olvidar del ambiente con un buen billete. Pero nadie le hizo caso.

Así el país Perol siguió dando dolores de cabeza a este buen muchacho. De puro electarados.

24.10.14

jueves, octubre 23, 2014

El arma incendiaria y el tonto


López Meneses es un lanzallamas que el fujimorismo tiene en las manos para quemar a todo el mundo, menos a ellos. El personaje de pelo blanco y oficio desconocido, no quiere declarar ante la Comisión, como si gozara de los mismos privilegios del presidente, y sabiendo que lo que diga en esta instancia podría ser denunciado como perjuro, calumnia y otras variantes penales que rondan sobre su cabeza.

En cambio, en la calle, el operador que opera sobre cualquier cosa, puede despacharse como le da la gana. Informar de una larga amistad con Humala, como lo harían las vedettes, que los futbolistas tratan de negar como viejas amantes. Decir que veraneó con la pareja presidencial en Paracas, con foto y todos, convirtiendo en “noticia” el solo hecho de decir que hay fotos sin mostrarlas, y sin que nadie se pregunte ¿qué clase de debate se está produciendo.

López Meneses fue requerido para el último ascenso de Urresti, según él mismo  asegura, sin prueba alguna. Y cualquier otro que trate de ponerlo en su sitio, corre el riesgo que el operador diga a este también lo conozco, y los medios levanten la versión del bandido y rebajen las aclaraciones del otro. Lo que sugiere López Meneses es que él lo pueden tratar como como la escoria del mundo, pero que los que lo critican estuvieron siempre tras favores suyos. Esto poco o nada tiene que ver con el ilegal resguardo de la casa de Surco. Pero esa historia misteriosa le ha servido para meterse al primer plano de la política nacional, como el que puede comprometer a quién sea, a solo dicho.

Los fujimoristas se sacaron la lotería con la torpeza de Vitocho de visitar a Humala en condición de presidente de la Comisión, y terminar destituido. Entonces surgió la figura del año, el congresista piurano Díaz Dios, que cree estar impulsado a cumbres mesiánicas, correspondientes a su segundo apellido.  Pero lo que lo dificulta-aunque a veces lo ayuda es que es extremadamente tonto. Sólo en esta condición se explica su patinada histórica de basarse en la página de humor de una revista, como si fuera un cornejoleaks más, para acusar a la premier y la primera dama de hechos que eran fantasía del autor.

Pero tal vez en este gafe, esté la explicación de lo que anda haciendo en la Comisión que es buscar quién le cuente una historia para adoptarla. Es decir para el tipo la “verdad” es relativa al grado de daño que cada llamarada puede causar en sus enemigos, sean hechos ciertos o no ciertos. Pero hay un segundo aspecto que lo hace tonto sin atenuantes y casi una excepción sobre la tierra, y que es creerse que puede liberar a su partido de toda la carga de diez años de cogobierno entre Fujimori y Montesinos, con asuntos como el super-resguardo de sus amigos policías o chismes de hoteles playeros. Esta inventando el montesinismo sin fujimorismo a través de un fanfarrón.

Ahora, pónganse a pensar lo que es un lanzallamas en manos de un tonto. Para correr.

23.10.14

miércoles, octubre 22, 2014

El frente de García

Tal vez, Alan García le quería decir a Humala cuando le recomendó que asista  a declarar a la comisión López Meneses, que después de hacerlo bien podía plantear un amparo ante el juez Velásquez para que anule la citación y sus declaraciones. En todo caso hay una enorme desvergüenza en el primer desvergonzado del país al insistir en que hay que colaborar con el Congreso, sobre todo si el presidente de la comisión es un fujimorista figureti. 

Evidentemente, García habla ya desde el pedestal de la absoluta impunidad. Sería iluso creer que el partido de gobierno que da casi lástima buscando votos individuales para pasar apelaciones, pudiese tener la mayoría calificada para sancionar al expresidente. Más aún que se atreverían a llegar a este punto. Por lo menos para el ego colosal ya se creó suficiente enredo y dilación como para que difícilmente le pase algo. Por tanto cabe decir que en el pacto que anda buscando el componente impunidad es casi una redundancia.

El abrazo García-Castañeda-Kouri, que es el núcleo del bendito pacto, es ciertamente una alianza como la que hacían las familias mafiosas de Estados Unidos para repartirse territorios y actividades. Es el recontra robas y haces algunas obras para tener contenta a la gente. Lo siniestro de este trío es que los medios los cubren: el García rico y arrogante, cargado de temas que nunca afrontó ante la justicia; el Castañeda que camina con una pequeña banda por años que son sus operadores de asuntos oscuros; y el rey del Callao que pactó con la delincuencia e inauguró un cogobierno con ellos que ya va a cumplir veinte años.  Todo esta a la vista pero la gran prensa no ve.

¿Adónde van?


Es obvio que la trilogía del mal de la que hablaba Pablo Secada no es ningún frente que podría interesar a Alan García. Con quién se juntan todos estos es el tema clave. Y el grandote ha lanzado los dados. Podría ser con el PPC, que ya adelantó por boca de Lourdes Flores que consideraría ir a un “frente liberal” con el alanismo y sus amigos, que verdaderamente de liberales tienen bien poco. O con el fujimorismo, que ha tomado la posibilidad como un mero juego político para ganarles la iniciativa.

En todo caso no es la primera vez que García inventa “frentes sociales” y otras modalidades de aparentes aperturas en períodos electorales, para bajar el perfil de su propio partido en la elección y expresar preocupaciones “superiores” por las que se puede invocar una unidad más amplia. García dice que su frente podría salvarnos de la recesión económica, la falta de inversión y la inseguridad ciudadana. De esa manera sin tener una sola idea de cómo sacar al país de sus problemas, García ya entró en los temas críticos buscando aliados para enfrentarlos. 

El escenario que antecede estos movimientos del expresidente parece estar relacionado con una sensación de que algunos actores calificados como la gran concentración mediática, la CONFIEP y el grupo de principales empresas del país, se estará inclinando hacia la candidatura de Keiko el 2016. Y eso, para García, son malas noticias que no pueden ser contrarrestadas abiertamente. La experiencia del 2014 de entrar con un candidato ganador y que no se les caiga a lo largo de una campaña rápida y sangrienta, está dando pie a la idea de que lo que se hizo con Castañeda se puede hace con Keiko Fujimori y hacerla empezar la disputa a una distancia abismal de sus adversarios, a ver si alguien la alcanza.

El tema es que los grandes poderes fácticos no pueden apostar a dos candidatos bajo este sistema y tienen que tener una apuesta principal. Las movidas de García apuntan a abrir el juego, antes que lo manden a escribir sus memorias, como dijo hace algunos días.  Si se quiere lo que ha cambiado con la última elección es apuntar a una victoria de la derecha extrema en una sola vuelta, que les otorgue un poder total para todo lo que tienen pendiente en varias áreas, especialmente en la laboral, donde acaban de hacerse públicas las pretensiones de las grandes empresas para arrasar los últimos derechos laborales.

García es un especialista en carreras electorales complejas como lo mostró en el 2006 en el que del tercer lugar, saltó al primero, luego de ablandar y convencer a los que habían apostado a Lourdes que su candidata no servía para vencer a Humala. El cuento del frente de García es un globo de ensayo para mostrar que existen otras posibilidades de hacer del 2016 la gran fiesta reaccionaria que algunos anticipan. 

Sin lugar para los débiles


Hay un pesado espíritu de los años 90, flotando en el ambiente del país. Es como si todo estuviera preparándose para que fujimoristas y fujimorizados, entren a la coyuntura electoral como si estuvieran solos en la cancha. Toda la supuesta centro derecha se ha hecho leña en las elecciones y el partido oficialista ha creído ilusamente que aludiendo la elección podría salvarse de una derrota. De la izquierda mejor no hablar hasta que aparezca algo coherente en ese lado del escenario político. Entonces todo parece DBA. Y si vemos algo que parece esgrima y falsos coqueteos entre sus miembros es porque están discutiendo como repartirse la torta que creen que ya es suya.

El frente de Alan es un intento por no perder espacio político. Y si hay algo que nadie le va a negar al grandote, es su sexto sentido político.

22.10.14

Publicado en Hildebrandt en sus Trece

Superfraude tributario de Yanacocha

Yanacocha habría inflado sistemáticamente sus costos contables con la finalidad de reducir su contribución tributaria en el período en el que los precios del oro llegaron a los más altos picos en el mercado internacional. En una investigación que hemos realizado junto con el CPC Juan Torres Polo, que acaba de ser presentada en el Foro Internacional sobre Flujos Financieros Ilícitos, al que acudí con permiso del hospital en el que me encuentro confinado, se concluye que la Empresa Minera Yanacocha, habría dejado de pagar impuestos por el procedimiento de aumentar artificialmente sus costos en un monto que llega por lo menos a US$1,186,787,957, a lo largo de su período de operación, especialmente desde que se inicia el boom de precios internacionales en el año 2006.

El Estudio además ha concluido que la inversión y gastos referidos al proyecto de Conga (inversión nueva), han sido cargados a las operaciones de Yanacocha y contabilizados antes de las utilidades e impuestos, lo que quiere decir que el Estado y la región han estado dejando de percibir una parte de sus impuestos para financiar el controvertido proyecto. El extremo es que en el año 2013, la minera declaró pérdidas por US$562,307,000, sobre ingresos de US$1,487,327,000, y para sustentar este resultado consignó fuera de sus costos llamémosle “normales” un gasto excepcional de US$1,038,548,000 (que afectaba el 70% de los ingresos) bajo el curioso rubro “Deterioro de activos de larga duración”, que no puede ser otra cosa que la depreciación en un solo año de los activos de Conga (ya que Yanacocha no tiene activos nuevos y está en fase de agotamiento de la veta)

Quiere decir que cuando Yanacocha señala pérdidas por US$700,133,000, y deja no solo de pagar impuestos del año sino que se abre un “crédito fiscal” para los siguientes, lo que está diciendo es que está obligando al Estado y a la región a pagar parte de su propio fracaso con dinero de tributos no cobrados. Y que tal cosa tiene que haber sido sabida y consentida, por la SUNAT, está fuera de toda discusión. Descontando los US$1,038,548,000 del resultado final del año, lo que se habría producido es una utilidad de US$476,241,000 y el impuesto habría sido de por lo menos 136 millones de dólares, a repartir entre el Estado y la región. Pero no hubo nada, precisamente en el año electoral, y probablemente el bache se extenderá a los siguientes años.

Cajamarca, la política, Yanacocha


Santos ha afirmado desde la prisión que la votación del 5 de octubre en su región, ha sido un plebiscito sobre Conga. Creemos que se queda corto. El pronunciamiento cajamarquino va más allá y apunta a que la Yanacocha de Newmont-Buenaventura se retire definitivamente de todas sus posesiones mineras en la región. La gente señala causas fundamentales: contaminación y destrucción del paisaje, estafa y maltrato a los campesinos, manipulación de autoridades y medios de comunicación, provocación y represión contra sus críticos, etc.

Con este estudio estamos agregando por lo menos dos razones claras para declarar como indeseable a esta poderosa empresa. En primer lugar por manipular su contabilidad a través de tiempo, mezquinando al país los beneficios del alza internacional de precios y eludiendo obligaciones tributarias por grandes montos que pudieron ser aplicados a la economía nacional y regional. En segundo lugar, por aparentar que el proyecto Conga continuaba con sus propios recursos, en todo caso sus utilidades de Yanacocha después de distribución, cuando estaban siendo cargados a los costos operativos, administrativos y la depreciación de Cajamarca. Es decir estafaban a la nación y a la región en la cara de Humala y con el ditirambo de El Comercio y todos sus columnistas.

No hay sobreganancias


 Desde el año 2006 se discute sobre el superboom de los precios de los minerales y entre ellos del oro. En 1993 el precio de una onza troy era de 376 dólares, que se mantiene en un promedio sobre los 300 dólares en todas la primera década, con algunas pequeñas caídas. Entre 2004 y 2005, el precio se sitúa sobre los 400 dólares. Es el 2006 que se salta a 605 y de ahí para arriba, el 2010 se 1,225 dólares la onza, el 2011 a 1,570, el 2012 a 1,670 y el 2013 a 1,411. Respecto al lejano año 93, el precio del 2006 era casi el doble y el de 2012, cinco veces más.

Los candidatos ganadores de los dos procesos electorales presidenciales entre el 2006 y 2011, recibieron el dato de los altos precios y en un razonamiento simple encandilaron a los votantes con la certeza de que ya sabían de donde sacar plata para sus pretendidas reformas: toda la planta está en las sobreganancias de las mineras, la cosas es hacerlas compartirlas. Eso dijo García y no cumplió (en reemplazo inventó un “óbolo voluntario”) y tampoco hizo ninguna reforma. También lo sostuvo Humala y tampoco hizo lo prometido que era todo el meollo de su supuesta nueva relación con las grandes empresas (inventó el “gravamen minero que era otra cosa, que permitía mover pagos de un lado a otro), y tampoco hizo reforma alguna.

En fin, los dos mentirosos deben haberse notificado una vez en Palacio que eso de las sobreganancias era una hipótesis que no se cumplía en la realidad. El caso de Yanacocha, principal minera del oro, beneficiaria de los superprecios de los metales preciosos, y protagonista de conflictos continuos con la población de Cajamarca, había logrado un milagro al revés. Ahí donde se suponía una ecuación altos precios – costos relativamente estables – altas utilidades – altos impuestos y canon, se producía un corto circuito porque a altos precios le seguían altos costos, utilidades relativamente estables e impuestos sin variaciones significativas. En otras palabras no había sobreganancia, por lo menos en los libros de la empresa.

Para estimar el tamaño del fraude el Estudio Wiener-Torres, hace una comparación entre la evolución de los costos de la segunda minera de oro, Barrick Misquichilca, que opera en Ancash y que mantiene condiciones de operación similares a su competidora: tajo abierto, presencia transnacional, veta superexplorada, contratos de estabilidad, etc. De acuerdo con esto si se aplicaran los costos de Barrick a Yanacocha para el período 2006-2013, lo que se obtendría en ocho años sería un adicional de utilidad de US$2,544,601,213. Lo abismal de la diferencia elimina las probables diferencias sobre costos propio, y deja ver con claridad quela minera Cajamarquina que se proclamaba la mina más barata del mundo ha terminado convertida en la más cara y tramposa con la que podíamos habernos encontrado.

El caso Conga


La lucha inmediata es impedir que se ejecute el proyecto Conga. Esto tiene la implicancia de tratar de evitar que un nuevo yacimiento alargue la presencia de Newmont-Buenaventura, que ya se han burlado demasiado de los campesinos y pobladores urbanos, acompañados de sus plumíferos conocidos, para los cuales lo que pasa en Cajamarca es problema de taradez y de no comprensión de los beneficios de desarrollo que brindaría arrasar las lagunas y llenar los cerros de grandes tajos. Basta ver el impacto de Yanacocha en veinte años de operaciones, llevándose una tras otra 32 millones de onzas de oro transformadas en barras que se exportan al exterior.

No hubo impulso al desarrollo, ni elevación del ingreso de la población y los empleos indirectos propiciados por la mina siempre fueron urbanos y minoritarios. Los trabajadores mineros, por su parte, fueron reclutados de fuera de la región. Los precios que se pagaron por las tierras de los campesinos desplazados por la entrada de la mina, risibles y desinformados. Y ahora podríamos estar en condiciones de decir que a todas sus maldades contra el mundo rural cajamarquino, Yanacocha agrega su condición de elusora de impuestos y de fraude contable para  pagar menos impuestos.

Mercurio


Un tema en el que el Estudio aún carece de conclusiones definitivas es el de la producción de mercurio. Yanacocha es además de productor de oro y plata, el mayor productor de mercurio del país y. Se calcula que en veinte años se han cosechado un millón de kilogramos de este peligroso producto y según todas las fuentes consultadas la cifra sobrepasa olímpicamente las necesidades de la empresa. Esto significa que se vende fuera. Precisamente el famoso derrame de Choropama, se produce cuando camiones de Ransa trasladaban el producto a otros mercados.

El problema que inquieta es que en ninguno de los balances contables y registros de operaciones de Yanacocha figura a quién se vende, a qué precio y bajo qué documentos de traspaso, traslado y otras.  ¿Es esta una elusión adicional con el pretexto del bajo monto en juego?, ¿está habilitando Yanacocha minería ilegal que necesita a gritos el mercurio?, ¿nos quiere tontear como siempre? Vaya uno a saber. Lo importante es que queda líneas de investigación abiertas en la pesada historia del oro cajamarquino.

22.10.14
Publicado en Hildebrandt en sus Trece