lunes, octubre 07, 2013

Moisés en el desierto

“Durante 55 años esta tribu vagó en el desierto de la policía sin encontrar su destino y a mi me tocó ayudarla a llegar al oasis, a su destino…”
“La inteligencia extraordinaria del partido en el año 82, cuando todo apuntaba a que continuara dirigiendo el partido la vieja generación, dijo escojamos a este, y el partido dio un salto extraordinario y por primera vez en su vida llegó al poder. Y luego otra vez”.
(Alan García.
Entrevista de Diana Seminario.
El Comercio 06.10.13) 

Los estadounidenses opinan que Alan García Pérez tiene un ego colosal que domina sus actos. No hace mucho usó la expresión “ese cojudo” para referirse al fundador de su partido, hiriendo la susceptibilidad de muchos apristas. Ayer, aprovechando las páginas del diario de Fritz Du Bois, indicó que en los 55 años de Haya de la Torre y la vieja guardia de Alfonso Ugarte, el partido de la estrella deambuló desorientado sin saber hacia donde ir, hasta que llegó en su ayuda y los condujo a ese oasis que fue el gobierno de 1985 a 1990, con hiperinflación e hiperviolencia.

Pero no queda ahí. En un aparte celebra la “inteligencia extraordinaria” del partido de escogerlo a él, lo que significó un salto extraordinario que los condujo al poder. Y, añade, luego otra vez. Es claro que la visión de García no se refiere a procesos colectivos, a cambios que ocurrieron en el país y el APRA en los años 70, y que favorecieron el desplazamiento de la dirección histórica y la aparición del fenómeno García. Tuvieron el acierto de escogerlo y punto, vagaban por el desierto y llegó él para guiarlos a su destino.

Más aún, cuando “todo el mundo estaba con el gobierno autoritario”, dice AGP, me tocó volver y demostrar que no somos tan inútiles gobernando. El desprecio que estas ideas trasuntan respecto al APRA como colectividad y el poder real que ejerce sobre sus compañeros, explican la pérdida de autoestima de la dirigencia actual y la militancia, que permiten que el manganzón los lleve donde quiera, incluso a una alianza no declarada con el fujimorismo que ya lleva 8 años. Pero también hay un ninguneo del resto de actores políticos y sociales. Eso de que todos estaban con la dictadura, es una mentira doble, porque sin la resistencia juvenil y popular no hubiera sido derrotada, y quién hizo menos para ello fue el APRA y García.

En el 2006, AGP volvió al poder en un giro conservador del país ante los vientos de cambio que soplaban en el subcontinente. Y se convirtió en el hombre de confianza de los grandes intereses económicos que es lo que le permite ser entrevistado tantas veces por el mismo grupo periodístico. Esto no tiene nada que ver con llevar a un partido a su destino, sino en convertirlo en una maquinaria de usufructo corrupto del poder. 

07.10.13

www.rwiener.blogspot.com

1 comentario:

CESAR CAYCHO dijo...

Hola Raùl.!..Soy un àvido lector de tu blog.!..y "MOe.."..me ha impactado muy bien,le pusiste bastante de tì..Espero que sigas vigente y con el mismo ànimo pa las proximas elecciones presidenciales y..(manten tu buena salud.,ànimo)..Felicidades y..gracias.