domingo, junio 15, 2014

Lima y la reelección

Castañeda le ganó la elección para la alcaldía de Lima, a Andrade en el 2002, acusándolo de haber “mentido” cuando dijo que no iría a la tercera reelección y lo hizo. El mudo, que cuando habla suele traer mucho veneno, declaró entonces que reelección era corrupción.

Con el tiempo, sus electores, comprobarían que Castañeda volvería a postular el 2006, olvidándose de sus palabras, y sobre corrupción en sus dos períodos, mejor no hablamos. Digamos solamente que el 2010, el alcalde abandonó su cargo para intentar ser presidente y que como le fue muy mal, decidió promover la revocatoria con intención de regresar de inmediato a la Municipalidad, que considera de su propiedad. Por supuesto, ni para Andrade, ni para Castañeda, hubo algún espontáneo que armara y pagara algún spot televisivo para poner sus dichos sobre la reelección y declararlos mentirosos, ni canales que pasaran contrapropaganda sin colocar el nombre de los contratantes del espacio, violando la ley.

El tema es que efectivamente en un sistema inestable y altamente personalizado como el peruano, la reelección de alcaldes y presidentes regionales, opera como una determinación de la mayoría por la continuidad o el cambio de orientación. Así defendieron anteriores burgomaestres su segunda o tercera postulación, y es evidente que en situaciones polarizadas como las que hemos vivido los últimos tres años y medio, el retiro de Susana sería como aceptar las cosas que se dicen de ella, sin que el pueblo diga su palabra.

Para la revocatoria se desató una campaña destructiva nunca vista, que sugería que a la alcaldesa le salía todo mal y que con el mudo todo iría bien. Puras imágenes que expresaban la urgencia de un grupo por recuperar posiciones de poder, a los que se sumaron los grupos mafiosos de interés que estaban resistiendo abiertamente las reformas. Que Susana sacara del debate, en ese momento, el tema de lo que haría el 2014, es perfectamente comprensible, porque se hubiera convertido en otro ataque en su contra.

Lo gracioso es que los del Sí, que querían que Susana se fuera el año 2013, y que fracasaron en el intento, son ahora los que zapatean sobre la “mentira” de la alcaldesa. Pero el tema de la reelección es con los que votaron para que siguiera la gestión. Si hace quince meses era importante no paralizar la ciudad y no entregarla a personajes corruptos y a mafias de baja calaña, ¿cómo no pedir nuevamente el apoyo de los electores para seguir con lo que se está haciendo y para mantener la gestión dentro de los parámetros de transparencia y honestidad que se han visto hasta ahora?

En todo caso hay que dejar a los electores decidir y si las encuestas pro-Castañeda tienen la razón no deberían tener ningún miedo. Después de todo la reelección municipal es tan legal como intentar revocar a un gobierno recién elegido.

15.06.14

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada de “anónimo”, soy Ambrosio.

En otro artículo ideológico, don Raúl Wiener renuncia (nuevamente) a hacer a toda pretensión de hacer análisis político para, (nuevamente) hacer proselitismo puro y duro; él sólo ve fallas en los que considera sus adversarios, y virtudes en la mafia marxista leninista. A don Raúl el bienestar de los limeños es un tema secundario o, en todo caso, sin importancia; para él lo primordial es que –por lo menos- la “Izquierda” vegetariana de Susana Villarán “triunfe”, ganándole al “mudo”.

En ningún momento don Raúl menciona la enormidad de los problemas y retos a los que nos enfrentamos en la capital.

Susana Villarán es otra política oportunista sin comuna vertebral ética, que no cumple su palabra, precisamente como “el mudo” al que critícas, o como Alberto Fujimori en lo referente a la reelección. Pero como Villarán es su amiga, a don Raúl le parece maravilloso. ¿Recuerdas, Raúl tus críticas a la reelección de Fujimori? Te parecía pésimo que el Chino se reelija. ¿Hay algún límite a tu falta de honradez intelectual, Raúl? ¿Puede tu mafia marxista leninsta robar, secuestrar, mentir, planear golpes de estado al Perú sin que te conmuevas, critiques o trates de impedirlo?

fernando luna dijo...

“No es que se muera por volver a postular”, ha dicho su exteniente alcalde Eduardo Zegarra, en una entrevista en la que, paradójicamente, saludaba que la “Coalición democrática por Lima” lance la candidatura de Villarán a la reelección, Y Yo le creo ciertamente. Más aun cuando 7 de cada 10 limeños considera que su gestión no ha estado a la altura de sus expectativas. Entonces ¿Por qué Postula? Yo creo que la Respuesta está en Luis Favre quien evolucionó del extremismo trotskista hacia el becerro de oro del realismo político, ¿qué son cuatrocientos o quinientos mil dólares para las empresas constructoras brasileñas? Casi nada, y más si tomamos en cuenta que tienen contratos con la Municipalidad de Lima por más de mil millones de dólares. Esta misma cantidad es una bicoca para las ONG marxistas que reciben decenas de millones de euros de la caridad internacional. Y por último, ahí está el Abrazo de Oso del Gobierno y del Partido Nacionalista Y los buenos Amigos de Nadine, (algunos despistados de la Confiep aquellos que llamaron a la revista Cosas) y no pocos empresarios que trabajan con el gobierno. Así que plata para movilizaciones, propaganda, publicistas, áulicos, tontos útiles y periodistas de alquiler van a sobrar. (los que no por convicción) ¿Y la transparencia? (porque la corrupción la descubriremos en el próximo gobierno municipal.) Esto no cuenta cuando se trata de caviares. Ahora bien: ¿está la Villarán en buenas manos? Finalmente es la Primera Chambita de favre en el Exterior, para mí es un fanfarrón no olvide que a Villarán la revocatoria la dejo sin ejército y sin partido.
Aquí nadie Cuestiona una Posible reelección de Villarán lo cual es perfectamente válido, lo cuestionable es El incumplimiento reiterado de sus promesas y sus faltas –fechas de entrega de obras, su candidatura a la reelección y la contratación de regidores revocados como funcionarios– han devaluado aún más su palabra.
Entonces respondiendo su pregunta: ¿cómo no pedir nuevamente el apoyo de los electores para seguir con lo que se está haciendo y para mantener la gestión dentro de los parámetros de transparencia y honestidad que se han visto hasta ahora?
Dudamos de la Moralidad de la Alcaldesa porque atornillarse al cargo siempre encarna motivos menos solemnes al electorado en este caso, mas que una conviccion de la Alcaldesa serian la continuidad laboral de sus leales, fortalecimiento de sus cuadros políticos, permanencia de intereses empresariales-económicos asociados a la inversión en infraestructura, lenidad con la fiscalización de su gestión, etc.
Pues "La inmoralidad tiene muchos disfraces y, el que más le place, es el de la moralidad" no lo Olvide.

Anónimo dijo...

Justo hoy un dia creado por los mercantilistas de la DBA dos de sus voceros salen del closet y se descubren como parte del grupo mafioso de interes, seguro que ya cobraron su chancay de medio.

Anónimo dijo...

Cuando lleguemos a Palacio fusilamos al Ambrosio, Fernando y todos los de la Confiep.