miércoles, junio 11, 2014

García el hablador

El ego colosal está absolutamente convencido que fue su famosa frase sobre que él no discutía con el ahijado sino con el padrino de Caracas, lo que le hizo ganar la elección del 2006, y que su invento sobre la “reelección conyugal” la que tumbó a Humala en las encuestas. Por eso, es seguro, debe estar celebrando su más reciente ocurrencia que es la de colgarle a Susana Villarán el cartel de “candidata del gobierno”, que será su contribución a lo que espera sea el triunfo de su amigo Castañeda, a pesar de que exista un candidato de su partido que se esfuerza para ser notado con algunos afiches y amigos que lo invitan a los programas políticos del cable que nadie ve.

Nada justifica la imputación, ya que Villarán ganó en el 2010, sin el apoyo directo o abierto del humalismo, y volvió a ocurrir con la revocatoria. Y hoy mismo son bases nacionalistas, básicamente descontentas con su propio gobierno, las que le han expresado su apoyo, entre muchos otros sectores bastante distantes del actual gobierno. Pero García es así. Nadie se sorprenda que en el 2016 esté diciendo que la izquierda es culpable de la baja del crecimiento económico o cualquier otra mañosería por el estilo. La política del dos veces expresidente se resume en declarar.

Por eso ya empezó a decir que la Justicia lo ha eximido de delitos, cuando lo que los jueces siempre complacientes fallaron el 2001 era que se había pasado el plazo para procesarlo (prescripción) por los hechos probados de su primer gobierno (enriquecimiento ilícito, coima del tren eléctrico, transferencia de las reservas al BCCI, etc.), y lo que su juez Velásquez ha resuelto tramposamente en el 2014 es que ninguna de las citaciones de la Megacomisión Tejada era válida lo que increíblemente anularía los informes sobre sus nuevos delitos (Narcoindultos, BTR, colegios emblemáticos, agua para todos y Sedapal, enriquecimiento ilícito, etc.). O sea, nunca ha sido exculpado, pero lo dice para exculparse él mismo.

Ahora además ha sacado una nueva frase: que todo lo que se dice en su contra es porque temen que gane las elecciones del 2016. Y algunos se preguntan si con el 70% que lo considera corrupto en las encuestas puede tener alguna posibilidad. Y la verdad es que lo que el tipo está diciendo es que llegado el momento ya tendrá la frase que genere la falsa polarización que más le conviene. Esa es su autoconfianza, de la que hablaban los gringos en el wikileak sobre el ego colosal, y que no siempre le ha dado el resultado buscado, como se vio tantas veces durante sus dos gobiernos (acusar a lo nativos de ciudadanos de segunda categoría, a los maestros de comechados, etc.), o en sus declaraciones ante la comisión Tejada (consultaba con Dios los narcoindultos). En fin un hablador que gana y pierde con palabras.

11.06.14

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué pasa Anónimo Ambrosio,no vas a hablar a favor de tu jefe?

Anónimo dijo...

Nada de “anónimo”, soy Ambrosio

Sí Raúl, hay políticos que son capaces –para bien o mal- de resumir en una frase el momento. Fernando Belaunde Terry con “el Perú para los peruanos”, “el Perú profundo” (copiado de la “La France profonde”) o “pueblo por pueblo” era uno. Alan García Pérez es también otro.
A mí la que me gusta de García es “El síndrome del perro del hortelano”, artículo firmado por él, publicado en El Comercio el 28 de octubre del 2007. (Más abajo el enlace). García, haciendo deficiente uso del título de la comedia palatina “El perro del hortelano”, de Lope de Vega, la que estaba basada en un refrán popular (“el perro del hortelano, ni come las berzas ni deja comer”) se burla y presenta su opinión. En este caso el “perro” (que “ni come ni deja comer”) es la Izquierda doctor No del Perú, la que se opone a todo porque ellos no están a cargo. Y el “Hortelano”, dueño de la huerta, somos todos los peruanos…

“El síndrome del perro del hortelano”
http://www.aidesep.org.pe/editor/documentos/58.pdf

En todo caso don Raúl, está picado porque García llama a Susana Villarán el cartel de “candidata del gobierno”. Como antes llamó a Lulú “la candidata de los ricos”, la que sí le gustó a Raúl. Wiener arremete con su delicadeza acostumbrada contra los adversarios de su amigaa Susana. Nada nuevo aquí, todo igualito; los únicos buenos son sus amigos, que son “puros”, “nadie los financia”, “no tienen intereses económicos”, “no son corruptos”, son unas monjitas de la caridad, según el realismo mágico en el que vive don Raúl.
¿Quién paga los 15 mil dólares al mes de Luis Favre, asesor de Susana y exasesor del Humala, Raúl? ¿Quién paga los avisos de la avenida Faucett?

Hoy Aldo Mariátegui publica un artículo en el que se burla de la asociación de Susana con Toledo. Unión tan oportunista que hasta el rojerío de “Arana, Glave y su grupo TyD han mostrado dignidad al rechazar ser parte de este contubernio”, escribe don Aldo en su inimitable estilo.

“Susan Karp Escoteva” Ensayos impopulares/Aldo Mariátegui.
http://peru21.pe/impresa/susana-karp-ecoteva-2187138

fernando luna dijo...

Que le Parece Sr Wiener si ahora hablamos de la realidad y no de esa Fantasia Anti aprista que enerva su sentido común?
AG. ganó un amparo para que la “megacomisión” política que lo investiga en el Congreso, por múltiples hechos producidos durante su última gestión, respetara el debido proceso del ex presidente, violado según el Poder Judicial “al no habérsele detallado los hechos que se le imputan ni precisado las conductas ilícitas por las cuales se le investiga y que constituyan delitos, faltas y/o infracciones constitucionales”. Este es un dato de la realidad.
Otro dato de la realidad es que también ha salido con el derecho a su favor cuando la Fiscalía, de oficio, iniciara una investigación por un supuesto desbalance patrimonial durante su segundo mandato, al haber adquirido el ex presidente un inmueble en Miraflores por 800,000 dólares. No hubo desbalance patrimonial según dos peritos, (entre ellos el Socialista nacionalista Julio Arbizu), La Fiscalía de la Nación archivó el caso porque las cuentas cuadran sin duda o no cuadran. En el caso del ex presidente, cuadraron.
De ahí que los datos de la realidad vengan demostrando hasta el momento que los problemas de Alan García no son con la justicia sino con la política. Cuando la Comisión de Justicia del Congreso de la República, por ejemplo, cita al Fiscal de la Nación para que explique por qué archivó la investigación contra el ex presidente, estamos hablando de política y no de justicia.
Con la “megacomisión” sucede otro tanto. A diferencia de las instancias fiscales y judiciales, de todos los casos investigados por este órgano político del Congreso no hay ninguno en el que el ex presidente haya salido bien librado. Ninguno. “Colegios emblemáticos”, “Agua para todos” y “narcoindultos” señalan aquí a Alan García. La pregunta es: ¿Lo señalan de qué? ¿De un delito? ¿De una falta? No. Es un dato de la realidad que nadie le imputa un hecho tipificado como ilícito por la justicia.
Se le imputa, sí, una “infracción constitucional”. Pero en este caso una “infracción constitucional” que no tiene por sustento un hecho tipificado como ilícito está vaciada de toda justicia positiva y es el container de la arbitrariedad. Así, la “infracción constitucional” se convierte en la coartada por la cual la política pretende ponerse la toga de la justicia y ajustar cuentas con los enemigos de turno. Es un atropello tan grande e inaceptable como el que en los 90 el Congreso montesinista perpetró contra los magistrados del Tribunal Constitucional por haberse declarado en contra de la re-relección presidencial.
Y ahí está el detalle, como diría el Cómico, De eso se trata todo. De elecciones. Y nada más político que las presidenciales y municipales donde unos quieren reelegirse y sacar a los que estorban del camino. Y que le parece Nadine-Lopez Meneses o Susana - Ecoteva
Ahora, después de esto me dirán que soy Aprista, etc…

Anónimo dijo...

Muy bien, Fernando.

¿Sentido común y equidad en Wiener? Eso no hay en él. Para don Raúl la realidad es un bufé en el cual él escoge las partes que más le gustan. Las otras las ignora, empezando que un marxista leninista no puede acusar a nadie de corrupto en una democracia.

Anónimo dijo...

Ah, no, los marxistas no pueden acusar a los corruptos en democracia. La derecha que ha tenido siempre el poder y maneja los grandes negocios es la única que puede hablar de corrupción, según su conveniencia. Hasta Aldo M lanzaría un filosófico Jua, Jua, Jua.

Raúl Wiener dijo...

De veras, Fernado Luna, no me interesa si eres aprista o fujimorista, pero todos tienen a la vista por quién abogas.Pero te felicito porque has bajado a un terreno más concreto, en vez de sacarme el libro blanco de los capitalistas sobre los crímenes comunistas como hace tu amigo Ambrosio cuando no tiene nada que decir.
AGP y sus abogados señalan que han sido "mal citados". Suponiendo que tienen la razón, y un juez, y una sala, no el poder judicial, se la otorgó, lo que sigue es saber si eso exime a García de sus delitos, si lo limpia. ¿Eso crees tu? La invetigación de la Megacomisión incluye dos citas a García, una para cumplir con la sentencia de nueva situación, ¿cómo puede un juez constitucional que fue convocado para evaluar al primera citación, pronunciarse sobre la segunda, cuando eso no era parte del proceso que estaba en sus manos. Los abogados de García debieron recurrir a un nuevo juez contra la segunda citación si se sentían tan víctimas. Pero menos puede el juez Velásquez anular los informes que no ha leído, por las supuestas fallas de la citaciones, cuando la investigación es mil veces más compleja que las meras citas del expresidente. Obviamente es una manioobra política aunque se revista de lenguiaje judicial.
Sobre la casita de 800 mil dólares, todos sabemos que eso fue un show de García en pared con el Fiscal pelaez al que muchos critican por Ancash y se olvidan de su afinidad con el APRA. ¿No fue García el que para hacer contraste con Toledo llevó sus documentos de todos los que le pagan por charlas internacionales, directorios y hacer despacho polítioo en la Universidad San Mártín, que además le da carro BMW del año y casa en las Casuarinas, todo eso que se llama "la plata llega sola", y el Fiscal candelejón dice que los papeles están ejn orden, con lo que queda claro, legalmente claro, que alguien como García que nunca a trabajado realmente fuera de la política, puede comprarse una casa de varios pisos en San Antonio, cada año y medio. Si te la crees, es tu problema.
Y lo de Susana te lo acabas de aprender de Aldo M. Y claro lo dicen desde Castañeda-Comunicore, Alan-Narcoindultos, Fujimori-Grupo Colina, los que han arrasado todos principio de honestidad en el país y obligan a personas inteligentes a sacar la cara por ellos para que este sistema siga funcio0nando. Un saludo

Raúl

Anónimo dijo...

El sistema judicial peruano esta construido de tal forma, que Alan jamas sera juzgado..., nunca pisara una cárcel, jamas se le vera tras las rejas, ... para que gastar energías en un imposible, que ganamos destinando fuerzas y recursos en una utopía. Solo queda pensar en otros tipos de justicia... si al peruano aun le queda algo de eso que muy antiguamente llamaban dignidad...

Anónimo dijo...

El inefable del troll alditus debe previamente hacerse una limpieza integral de todas sus fauses antes de pensar y hablar de un difunto, Arq. Fernando Belaunde Terry siga desncanzando en paz.

Anónimo dijo...

Saludos Raúl,por ahí lei o escuche a alguien decir " Toma a un ladrón descubrir a otro ladrón ", hace algún tiempo Don Bieto declaró por telefono a La Primera sobre los testaferros del mofletón y mencionó a la esposa y la amante, es raro que no hayan amplificado las investigaciones en ese sentido, material hay y bastante, a la vista de todos salieron las pistas en Tv nacional, solo falta unir cabos e investigar en ese sentido.