sábado, enero 24, 2015

Treinta años


 La guerra, por sus características, está hecha para que los acores centrales traten de copar todo el escenario y subordinen y de ser posible eliminen a los demás.. La aparición de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos en pleno conflicto armado hace ya treinta años, fue una manifiesta voluntad de actuar desde la sociedad civil en el sangriento conflicto. Para subversión especialmente la senderistas, la Coordinadora era un brazo de la democracia burguesa, para nublar las contradicciones. Para los militares un intento de fiscalizarlas desde fuera, al margen de sus estrategias.

Hoy, muchos presos o ex prisioneros de la guerra recurren a las doctrinas de derechos humanos para defenderse de diversos abusos, lo que implica una victoria ideológica de la Coordinadora , que también alcanza a una parte de los uniformados.. Ha sido una lucha muy difícil, por evitar que la guerra nos lleve a etapas precivilizatorias.  La coordinadora quebró la doctrina que reducía el conflicto a la fuerza física de los actores y a su capacidad de sorprender a los adversarios. La Coordinadora fue en ese sentido un hecho cultural, que hasta ahora está en el centro de controversias entre los que creen que mejor no debiera existir para actuar con mayo impunidad..    

La Coordinadora por cierto fue mucho más que una doctrina y ciertos principios, sino una forma de militancia en medio de las violencia y un compromiso con el Perú democrático. No es vano fue una de las más tenaces opositoras al golpe del 5 de abril de 1992, lo que la colocó en las antípodas del fujimorismo. A finales de los 90, fue impulsora de la lucha contra la re-reelección y por la apertura de un proceso de transición democrática para salir del autoritarismo. En el gobierno de Paniagua fueron convocados políticos vinculados a los derechos humanos, que luego han sido arteramente señalados como “liberadores” de terroristas,  por el proceso de readecuación de las leyes antiterroristas a estándares internacionales.

La CNDDHH está actualmente reajustada a estos llamados tiempos de paz y en los que las violaciones de derechos suelen recaer en colectividades indígenas y populares que se ven amenazadas por la acción de empresas extractivas apoyadas por los aparatos de represión.  Hechos como el baguazo, Conga, Tía María y otros forman la agenda actual de la Coordinadora. Aquí también están los que creen que los derechos humanos no deben interferir. Y dejar que sobre el oro y otros respondan los intereses económicos en juego y la policía . Otra vez es un tema de doctrina y cultura en el que la CNDDHH está enseñando al Perú. La entidad que ya es un actor permanente tiene 30’ años bien cumplidos, que cumpla muchos más.

24.01.15

5 comentarios:

Anónimo dijo...

FALTAN 343 DÍAS
Este es el año en el que la mafia empresarial se niega a derogar la ley pulpin, que convierte en medio ciudadanos a los jovenes peruanos.
Este es el año en el que la mafia minera, con el decidido apoyo del mandilon de palacio, se obstinan en destruir el ubérrimo valle de majes, emporio agricola que beneficia a todo el sur del pais, promoviendo tía maria que solo beneficia los bolsillos de unos cuantos pendejos.
Este es el año en que Lima elige como alcalde a un raterazo, el mudo mame luchin Castañeda.
Este es el año en que la basura maria machado invita por joder a Venezuela al borrachín mejicano Felipe calderon, al pinochetista chileno piñeira y al colocho Pastrana.
Este es el año en que la cerda meier ataca a la constructora OAS, pero no dice que el soborno es practica corriente en el mundo empresarial y que varias empresas brasileñas han trabajado y van a volver a trabajar con el mudo ratero.

Anónimo dijo...

Lima, 24 de enero del 2015

Estimado Raúl:

No puedo menos que señalar que me cesuras. Te niegas, en contra de lo que mil veces prometiste, a publicar mis últimas contribuciones al debate de tu columna.

Es lamentable porque estábamos teniendo un debate. Evidencia tu carencia de vocación democrática, tendencia totalitaria, además la poca fe que tienes de que tus argumentos puedan seguir siendo considerados como “ex cathedra” por tus seguidores.

Naturalmente es tu columna. Al invitar comentarios no dices que exclusivamente aceptarás los que te vean con ojos de adoración.

Espero que estés mejor de salud.

Ambrosio

PD 1. Me gustaría hablar por teléfono contigo, raúl. Envía una señal; llamaré a tu periódico, preguntaré por tu asistente para convenir hora y números.

PD 2. Sigue mi contribución de hoy.

Anónimo dijo...

Nada de “anónimo”, soy Ambrosio

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos es la izquierda cavernaria maquillada; la misma izquierda que apostó, en el siglo pasado, en el asalto al poder por medio del “guerrillero heroico”, se reinventa camuflada con buenas intenciones en el negocio de los derechos humanos, lo hace para continuar en lo mismo: socavar el la “democracia burguesa”, “crear condiciones” en las que la amada Revolución sea fácil de hacérsela tragar a los peruanos. Se arman una lobby también.

¿Ha visto a alguien a los tíos de CNDDHH denunciar las violaciones de derechos humanos en Cuba o Venezuela? ¿Ha visto a alguien a los tíos de CNDDHH defender los derechos humanos de los policías peruanos masacrados en Bagua?

Los tíos de CNDDHH son negativos, odian la libertad económica, la prosperidad peruana; las buenas noticias en la economía nacional son puntos en contra para ellos porque destrozan sus argumentos que el Perú es un desastre.

Francisco Najarro Rimari dijo...

¡Fuerza, profesor Wiener! Estamos con usted.

Anónimo dijo...

Según el pendejo de aldo M es la izquierda y no la mafia financiera mundial la que ha puesto a Europa al borde e la deflación, debe tener serios problemas de liquidez para verse obligado a defender esa tesis. Exijo que la embajada americana le aumente la propina.
Otra cosa, urresti no es el que esta muy quemado, sino el Modelito abusivo, los líderes derechistas forajidos que defiendes, la gran prensa concentrada que te mantiene y el imperio que te paga son los que están quemados.
Y no es solo en grecia donde va triunfar la izquierda con amplia mayoría sino también en España, en Portugal, en Italia, en francia y hasta en la mismísima Alemania. Se acabaron las raterías de la derecha, se acabo el neoliberalismo, kaput.