martes, enero 20, 2015

Los cautivos

Cuando el Estado me ordena que no hay otra forma de referirnos a los protagonistas irregulares de la violencia de los 80 y 90, que llamándolos “terroristas”, me está haciendo cautivo de su lenguaje que es además el imperante en el mundo donde algunos hacen terror y no les pasa nada como el Estado israelí  y otros viven permanentemente aterrorizados.

¿Por qué invaden mi lenguaje y mi mirada de las cosas, sin son lo más íntimo que tengo? Porque lo que buscan es controlar la memoria colectiva, selectivizarla y usarla contra nosotros mismos. Por ejemplo cada vez más se asienta en una parte del país el folletón de los militares encarcelados injustamente y los terroristas que andan por todos lados, que es una mentira kilométrica, que alienta el miedo irracional.

¿Quién le ha dado atribuciones a un señor disparatado de apellido Galindo para representar la lucha del Estado contra el terrorismo, más de 10 años, y repetir papelones como los del MOVADEF y otros, como la exhibición de pinturas de las presas o el intento de investigar una obra de teatro? Nadie sabe qué de bueno ha hecho Galindo, dónde lo evalúan y cómo se le puede enviar a su casa. Pero lo que quieren hacernos creer es que este señor  nos protege del “terrorismo”, persiguiendo ancianos expresidiarios y jóvenes que no vivieron los terribles años de la violencia.

Hasta dónde se ve, Humala se interesa en el tema subversivo si puede exhibir “victorias”, como la captura de Artemio, los muertos del VRAEM y otros. Militar pragmático en última instancia, que alguna vez me preguntó si me parecía posible una fórmula política para una amnistía que abarcara a Antauro. Le dije que por el momento de la elección no me parecía viable, y ahí  quedó la cosa. Al final, Humala ha sido también un cautivo del poder, sin libertad de movimientos. Y para el 2016, se le está viniendo un “frente del orden”, que con seguridad subrayará el problema del terrorismo como una falsa prioridad que puede llevarnos por cualquier lado.

Las ideologías radicales que alimentarían la crítica al sistema, fracasaron absolutamente en su proyecto, pero le dieron material para las cárceles mentales y reales con la que el neoliberalismo  vislumbra su futuro. Denunciar a la cautiva, cuyo principal tema es su propia crisis por determinar quienes abusaron de ella, refleja la encrucijada de una sociedad que pretende ser sometida a cuenta de una protección y seguridad que como se ve en el caso de Urresti puede devenir en caricatura.

El caso de la cautiva muestra que esta lucha por libertad y democracia real, versus neoautoritarismo y represión atraviesa limpiamente lo cultural. Felizmente como se acaba de comprobar somos aún un país con reservas morales y políticas,  tanto para luchar contra la Ley Pulpín como para tener acceso libre a las expresiones culturales.

19.01.15


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando vemos que la gran prensa lacaya y arrodillada al Imperio sirve de caja de resonancia y de amplificador de estupidizantes noticias, como ese bodrio anti musulmán je suis charlie, que de tanto repetirlo no surte ya ningún efecto o en todo caso nos hace colegir que mejor seria: je suis ayotzinapa.
O cuando nos salen con el cuento que el fiscalillo Alberto Nisman fue encontrado muerto, para luego variar a que se suicido y por ultimo cambiarlo por: fue un suicidio inducido nos damos cuenta que el problema no es solo el imperio sino la sarta de pordioseros mediáticos que por puñado de dólares publica cualquier cojudez.
Pero ya no engañan a nadie, aquí en perú, por ejemplo nos quieren hacer creer que el traidor es socialista y que este gobierno fracasado es de izquierda, no papacho, NO, este es un gobierno de la mafia politica empresarial, de la confiep y de la derecha cavernaria, que solo piensan en robar y nada mas.
Aquí la izquierda no tiene nada que ver, aquí y en todo el mundo los ladrones son los derechistas , los neoliberales y los borregos mediáticos y nadie mas.
Y el pueblo esta perdiendo la paciencia esperando que suelten a su líder: el gran Gregorio Santos pero su paciencia tiene un limite, cuidado

Anónimo dijo...

Don Raúl, sólo para expresarle mi apoyo en estos momentos difíciles por las que atraviesa su salud, su columna se hace extrañar, toda la fuerza del mundo para Usted.

Javier Bellina dijo...

Bienvenido a la brega, espero que su salud haya mejorado. Cuídese.

Anónimo dijo...

Saludos desde Bruselas

Qué gusto leer nuevamente a Raúl. Me alegra muchísmimo que estés nuevamente publicando tus opiniones.

Estuve a punto de llamar al Diario uno para preguntar por tu salud, estimado Raúl. Me encontré con un editorial de Lévano anunciando que estabas en cuidados intensivos.

Bueno. Un fuerte abraso.
CJ

Anónimo dijo...

No se si Uds. han notado la cara de gendarme que ponen las y los entrevistadores cuando tratan con alguien del movadef, haciéndole sin ton ni son, mas que preguntas, acusaciones e insinuaciones veladas, pero cuando se trata de conversar con el raterazo indultanarcos Alan Brasil garcia perez o con el senil estafador PPK o con la engreída del imperio y el poder económico: keiko ballenin Fujimori o, por ultimo, con el ladronazo mudo luchin castañeda allí la cosa cambia, las sonrisas cómplices, las preguntas acordadas previamente, la actitud genuflexa y la sumisión grosera es lo que prima.
Es que los medios están infestados de derechistas, de neoliberales o de cabros, cuyo único papel es obedecer a pie juntillas las ordenes del dueño del medio, quien obedece sin chistar las ordenes de la mafia empresarial, quienes obedecen sin chistar las ordenes del imperio. Si les dicen que magnifiquen el asesinato de unos caricaturistas pendejos a manos de un par de locos, pues todos estos borregos mediaticos se ponen de acuerdo y al toque se ponen a gritar je suis charlie, je suis charlieeeee, o cuando un fiscalillo se mete un tiro en la cabeza por sabe dios que causa, al toque la manada mediática sale a berrear que no es suicidio sino crimen y si es suicidio entonces a sido inducido. Y lo que es peor es que creen que nadie se da cuenta y que su campaña contra el mayordomo de la confiep: Ollanta humala es una muestra de su independencia, que tales mentecatos, o cuando culpan a los presidentes regionales y alcaldes
provinciales de ser los únicos corruptos de todo el pais y blindan a los ex presidentes choros y al mudo comunicori es cuando descubren su mala entraña derechista y asquerosa.

Falvaradog70 dijo...

Apreciado Raúl, los parabienes de un amigo de siempre