jueves, octubre 16, 2014

Radicales y los otros

Carlos Meléndez es el único columnista de la gran concentración que está contento con el resultado de Cajamarca. Mientras que para Aldo M ha comenzado el apocalipsis y vamos a irnos de cabeza a la recesión por culpa de los “electarados” que se han creído el cuento de las lagunitas y ahí se acaba todo el asunto, Meléndez después de varias notas reciente embellecedoras del “fujimorismo democrático” que podrían tomarse como un ablandamiento del terreno para las siguientes elecciones, ha salido ahora ha descubrir el potencial social de la izquierda en movimientos de base, como los campesinos de Cajamarca.

Cuán sincero sea su entusiasmo, no lo sé. Pero lo que si es manifiesto en su intención es contraponer a la izquierda urbana y limeña, que según él no pronuncia una frase completa sin mencionar a Paniagua, con la antiextractivista. Una ya fue y la otra está empezando a ser. Este sería el mejor balance de las elecciones en Lima y la sierra norte. Casi como que la izquierda debería estar satisfecha de representar los radicalismos provincianos y hasta ahí nomás. Pero veamos un detalle: el movimiento cajamarquino reconoce la dirección de uno de los partidos más emblemáticos de izquierda y al que muchos ven de lo menos actualizado.

Otros procesos responden a lógicas y conducciones diferentes. En Puno, Aduviri es un radicalismo anti-Estado, por fuera de la izquierda histórica, que nadie sabe hasta dónde podrá ir. En Junín, Vladimir Cerrón tiene su partido regional que aspira a nacional y que no ha mostrado mayor interés en conectarse con la “otra izquierda”. Podría seguirse con las provincias o distritos donde los resultados trasuntan exigencias sociales y ambientales fuertes. Y la conclusión es que aún estamos muy lejos de una corriente frente a los daños de la gran minería a nivel nacional. Tenemos expresiones regionales o locales, y nada más.

Pero aún si se diera la confluencia con la que sueñan algunos de los duros (algunos no tanto), la pregunta que quedaría es saber si por esa vía se puede buscar una solución de poder. Como no se trata para nada de “fregar por fregar”, como pretende Alditus, que parece que lo que ha fregado es el cerebro, sino exigencias de distinto tipo y en distinto grado de desarrollo. Si en Cajamarca es claro que la población no quiere Conga, lo mismo que en Islay rechazan el proyecto Tía María o en Cañaris no aceptan ni oir hablar de minas, en otros lugares lo que se plantea el pueblo es un trato distinto con la inversión: mayor canon e inversiones, medidas ambientales, mayor control de la gestión, participación de las organizaciones en las decisiones, etc.

El tema de Meléndez es, sin embargo, si una opción de izquierda puede ser solo eso. O si lo que para él es un foso infinito entre distintos sectores, es en realidad una de las brechas que se deben cerrar después del 5 de octubre, para hacer política nacional.     

15.10.14

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada de “anónimo”, soy Ambrosio

Reconozcamos, Raúl, que la actual versión del fujimorismo es más bien democrático; mientras los tíos de MAS-Patria Roja y Tierra y Libertad no lo son, ni intentan serlo: tiene un proyecto país totalitario. Mira sus estatutos. Deberían imputarse a los tres y disolverse como partidos políticos.

El 1977, saliendo del franquismo, el presidente del gobierno español Adolfo Suarez, legalizó el Partido Comunista español luego que el PCE cambió sus estatutos, aceptando la democracia representativa. No antes. ¿Cómo puede una democracia permitir un partido que pretender llegar al poder en golpe de estado, e intente perennizarse para crear “el hombre nuevo” socialista? Pues igual con la izquierda ensimismada e incapaz peruana. Deben renunciar al proyecto totalitario, rechazando el marxismo leninismo de verdad.
El que los limeños no voten por ellos es por eso: se les nota la hipocresía.

En Cajamarca ganaron las elecciones mintiendo, aglutinados al antilimeñismo cajamarquino, y a torpezas del ejecutivo. Vale. Así es que es, así quedo el partido. Para lograr su triunfo los tíos de MAS aseguraron a sus votantes que serían más prósperos que hoy, que tendrán mejores servicios, mejor seguridad ciudadana, más agua Y electricidad (en Cajamarca solo tiene 12 horas al día) si votaban por el niño Goyito Santos, un ladrón chantajista hampón de siete suelas. ¿Crees que no les van a pasar factura si nada de eso se concreta en los meses que se vienen?
La democracia, los demócratas lo sabemos, funciona a la larga.

A propósito de elecciones y demócratas y los que fingen serlo. Dime, Raúl, ¿cuál tu opinión de la segunda reelección del presidente Evo Morales en Bolivia?

No sé por qué dices que Carlos Meléndez “está contento con el resultado de Cajamarca”. Como servicio público incluyo el enlace más abajo.

“El buen perdedor”, por Carlos Meléndez
http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/buen-perdedor-carlos-melendez-noticia-1763147

“El antifujimorismo”, por Carlos Meléndez
http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/antifujimorismo-carlos-melendez-noticia-1717586

Anónimo dijo...

Por ahora la izquierda ha perdido ya sus dos argumentos clásicos: que nunca gobernaron y que son los representantes de la ética política. Ahora ya gobernaron y fueron un desastre. Para colmo están envueltos en procesos de corrupción. Sus personajes más emblemáticos son una suerte de bufones de la charlatanería y parásitos de la vida oenegienta. Han caído en la contradicción política al defender regímenes totalitarios, genocidas y corruptos como el de Venezuela y Cuba, mientras acá fungen ser defensores de la democracia y los DDHH con su antifujimorismo enfermizo. Se han quedado sin máscara y sin argumentos. Vamos a ver si en las próximas elecciones vuelven a salir con su circo de roba pero hace obras, o resucitan el viejo cuento esterilizaciones forzadas, nosotros matamos menos, por corrupto y por ladrón, etc. Por ahora la izquierda es una fosa común de fracasados.

Anónimo dijo...

No sé si mearme de risa o cag..me de rabia con lo que escribe la chuñoblanco mónica delta, esa pendejita apristona que en vez de fungir de periodista debería estar actuando en la obra “monólogos de la vagina”, ante un solo espectador el miserable alan padrote garcía perez.
La pendeja de marras se permite decir:
“Una sociedad donde hay un porcentaje enorme que vive en la informalidad, donde las autoridades regionales y distritales no tienen temor de convertirse en delincuentes (Roberto Torres y su clan, César Álvarez y su mafia, Gregorio Santos, etc.)”.
Donde en forma sibilina y asquerosa mezcla a GREGORIO SANTOS líder ambientalista y redentor de los más necesitados, con un par de delincuentes como Roberto torres y cesar Álvarez, pero lo más escandaloso de todo esto es ver como intenta socapar y alcahuetear a su machucante, el patuleco aprista, y hacerlo pasar como un angelito, cuando todo el Perú sabe que el delincuente derechista alan big boss garcia perez, es la causa y el origen de todos los males que nos aquejan.
Y luego dice
“el narcotráfico que se mete en todas las instancias y hasta financia campañas políticas”
PERO CALLA QUE SU DORIMA indultó, previo pago por supuesto, a miles de narcos los cuales con su apoyo han vuelto a las andadas, naturalmente.
Esta choclona pecosa no engaña a nadie con las cojudeces que escribe, especialmente en provincias y lo único que logra con sus panegíricos es darle la razón a aquellos que piensan que la diarrea loca que sufre la mafia política empresarial criolla, que se ha entronizado en el poder, se debe al patriótico GREGORIO SANTOS.
Y otro que es igual o peor es el mediocròn jj garrido quien culpa a la izquierda de la parálisis del modelito neoliberal primario-exportador, como si la izquierda tuviera la culpa que los sucesivos gobernantes derechistas que por desgracia hemos tenido, nos hayan resultados una sarta de rateros, criminales, traidores, vendepatria, gusanos, mafiosos e hijos de put…e la peor especie. DERECHISTAS TENIAN QUE SER.
Es decir si no es el limosnero aldo M, son los suplentes, que tales sinvergüenzas, hasta el ladilla Ambrosio mete el pico, que tales basuras.

Héctor Mejía dijo...

La izquerda tiene que estar lo mas cercana posible al pueblo para así poder escucharlo y dialogar con él para conocer sus inquietudes y sus aspiraciones. Sólo estando lo mas cercano al pueblo es la manera como la izquierda pueda recuperar lo que alguna vez fueran sus bases, la desafortunada frase de Susana Villarán sobre "las señoras de San Juan de Lurigancho que van a lavar ropa a La Molina" demuestra lo alejada que está la izquierda de lo que qiere la gente de ese distrito, porque esa realidad puede haber sido en los 80´s, pero luego de más de 20 años de neoliberalismo ya la mentalidad de la gente de los barrios populares ha cambiado y la izquierda tiene que adaptarse a esa nueva situación.
Por otro lado la izquierda si quiere gobernar no sólo debe ganar sino tener la cantidad de técnicos en las distintas áreas de la administración pública (economistas, administradores, ingenieros, abogados, contadores, médicos, etc.) porque lo que seria patético es que la izquierda gane las elecciones y como no tiene la cantidad y calidad de técnicos adecuados tenga que echar mano de los tecnócratas neoliberales como los gobiernos anteriores.

Anónimo dijo...

Desgraciadamente con la sarta de bsauras como los ALANFUJIMONTEMUDISTAS, la clocona delta, el troll alditus u odla u ambrosio e incluso el falso ambrosio nuestro pais, está como está; es decir son los cacacenos de las medias verdades y eso crea a diario un lastre que hace que el ciudadano de pie no lo tenga claro de lo que pretende la DBA con su prensa mediática y concentrada; es decir, adormecidos con su prensa, radio y televisión basura.